Saltar al contenido

Cultivo del Ajonjolí

Cosecha del Ajonjolí

El ajonjolí es la semilla que da la planta del sésamo. Este es una planta de pequeñas dimensiones, la cual puede alcanzar has dos metros de altura en su edad adulta.

Su tallo es cuadros con hojas de forma variables, pero a la vez suaves y alternas. Suele tener flores de color blanco, rosa o púrpura.

Estas generan unas cápsulas de unos tres centímetros de altura, que a la vez se transforman en semillas ovales con un grosor aproximadamente de un milímetro.

Las semillas pueden tener diferentes colores dependiendo de su condición. Así, pueden ser blancos, grises, naranjas o incluso amarillas.

La planta del ajonjolí se cultiva principalmente por su semilla. Estos últimos son muy populares en la cocina y se pueden utilizar en la preparación de diversos platos, especialmente en pastelería y panadería.

Su uso más notable es su participación en la preparación de panes para hamburguesas. Tienen un sabor a nuez y también se pueden utilizar como materia prima para la producción de aceite.

Su aceite también es ampliamente utilizado en la cocina porque puede ser utilizado en la preparación de ensaladas, verduras crudas, vinagretas e incluso sopas.

Cabe señalar que las semillas de ajonjonlí son muy ricas en calcio y tienen otras cualidades nutricionales y terapéuticas.

De hecho, pueden ayudar favorablemente a luchar contra el reumatismo, tratar las quemaduras, el estreñimiento y los abscesos.

Cómo debo Plantar el Ajonjolí

El período ideal para la siembra del ajonjolí es entre los meses del verano,  junio y julio.

Es importante dejar un espacio suficiente de unos 50 cm entre las plántulas para que las plantas del ajonjolí no se toquen entre sí, ya que las semillas producidas pueden ser difíciles de cosechar si no hay suficiente espacio

Ajonjoli planta
Flor del Ajonjolí

Necesita un suelo poco ácido, bien aireado y permeable. Un suelo con una combinación de arena y arcilla sería perfecto para ella, pero con una pequeña proporción de arcilla.

El viento es uno de sus mayores enemigos. De hecho, sus semillas son tan pequeñas que se pueden dispersar muy fácilmente al más mínimo aliento fuerte.

Por lo tanto, es necesario cultivarla en un lugar protegido del viento. Esta planta proviene de regiones tropicales y se ha familiarizado con este tipo de clima.

Como resultado, le gusta el calor y crece bien a una temperatura ambiente superior a 20°C. Por lo tanto, no le gusta el frío en absoluto y no puede resistirlo.

Antes del cultivo, la aplicación de diferentes tipos de fertilizantes como puede ser el de fosfato en el suelo permitiría un buen rendimiento y la planta debe ser bien regada durante las primeras semanas de cultivo para satisfacer sus necesidades de agua durante la fase de crecimiento.

Cuidados en el Cultivo del Ajonjolí

Es bastante fácil de mantener porque sólo necesita proporcionar el cuidado habitual para una planta, así como algunas pequeñas atenciones.

Le gusta el agua y la humedad porque su hábitat natural está en zonas lluviosas. Por lo tanto, es necesario regarla regularmente, especialmente durante los períodos secos.

También es bastante codicioso en términos de nutrientes. Por lo tanto, se debe proporcionar fertilizante.

Sin embargo, para reducir el consumo de fertilizante, puede utilizar primero fertilizante de nitrógeno antes de aplicar cualquier otro el fertilizante.

Esta planta es susceptible a algunas plagas. En primer lugar, están los aphis gossypii, que son bastante peligrosos porque pican las raíces.

También está el asphondyllia sesami, que es una mosca que utiliza flores de sésamo para poner huevos.

Las larvas que se forman destruirán las cápsulas a medida que se forman y la planta no será capaz de producir semillas.

El insecto llamado achérontialachesi también es dañino para él porque roe sus hojas, al igual que la antigastria catalaunalis, que son orugas pero atacan los brotes terminales.

Además, cabe señalar que esta planta también es susceptible a algunas enfermedades como la cercosporiosis o la antracnosis.

Por lo tanto, debe controlarse regularmente para poder detectar a tiempo los síntomas más leves de infección.

Cómo hacer un germinador de Ajonjolí